Juan Espadas: el alcalde de ellos

Elecciones municipales: cómo el alcalde no te da casa pero sí un PAPA, un OBAMA, un menú japo-hawaiano, un Sevilla-Nueva York, un wifi pa to la city, un puerto temático…

Casi medio año llevamos ya de papeleta en mano y sustito electoral con cambios de gobierno que han abierto las puertas de las instituciones parlamentarias a la extrema derecha.  En este último casi medio año de elecciones se ha creado un panorama político tan sobrecogedor que se nos puede olvidar un mal omnipresente, los liberales, los tantos políticos neo liberales encubiertos o declarados encantados del panorama político de la ”derecha fragmentada”.

El discurso hegemónico del progreso a través del avance tecnológico, la globalización y la inversión empresarial como sinónimo de creación de empleo y bienestar ha pegado fuerte, especialmente en nuestra ciudad donde Juan Espadas ha puesto gran esfuerzo en poner a Sevilla en el mapa. Sobre todo en el mapa temático de tripadvisor, recordemos que hasta Obama sabe ahora dónde está Sevilla, y eso se lo debemos a Espadas, que ha sabido ver en Sevilla su potencial como joyita del sur aún por ser descubierta y apta para las exigencias de este mundo nuestro moderno y globalizado, es decir, por ser aún turistificada y explotada.

Espadas dice que él habla el mismo lenguaje de los empresarios, y desde luego, es lo más honesto que se puede leer en su última entrevista al Diario de Sevilla por motivo de las elecciones. No nos cabe duda que lo conoce muy bien. Sobre todo en este último año en vista a elecciones, la transformación de las zonas calientes para el turista en la ciudad está siendo radical y palpable para la ciudadanía que ahora gracias a esta irremediable apertura al mundo puede disfrutar más opciones de hamburguesas de búfalo o canguro que de solomillo al whisky por bar. Y eso se huele en las calles.

También se huele que el turista tiene las llaves de nuestra ciudad, aunque para Espada eso no esté tan claro. Aunque el periodista del Diario de Sevilla le cuestione si nuestras calles se están masificando, para Espadas la envergadura de nuestra ciudad es desconocida para la sevillana y el sevillano (cagoensusmuelas). Él reafirma que el interés cultural de nuestra ciudad no sólo recae en los monumentos que son patrimonio de la humanidad y que por ello hay que desplazar al turista para la calle San Luis o la Macarena, que también descubran la belleza de nuestros barrios y  nuestro patrimonio humano en definitiva. Pero eso sí, nos recuerda que si comercios como El Rinconcillo o el de La Campana quieren sobrevivir a este rápido crecimiento de la ciudad deben ponerse a la altura de la competencia que rige el mercado, y así de a gusto se queda el socialista, después de mencionar vagamente una supuesta bajada de impuestos para los negocios tradicionales del centro que probablemente no se digne a explicar porque en realidad es inexistente, como su programa socialista.

A lo mejor para el alcalde es desconocida la realidad de los barrios del centro donde los alquileres son imposibles para les vecines  y donde además los salarios y condiciones en los negocios que están proliferando -sólo franquicias- suelen ser tan precarios que crean la fórmula mágica del éxodo inminente de la clase trabajadora a la periferia y la aparición del nuevo inquilino que no tiene identidad pero sí forma, el turista. El turista que a propósito no sólo YA se pasea por San Luis sino que ocupa el espacio donde solían reunirse la gente, que ocupa no el piso sino los edificios donde vivían les vecines, donde consume en los negocios que te pagan mal y sólo tienen precios accesibles para elles.  

Al fin y al cabo, que el alcalde no sepa que en verdad ya no cabemos más en los barrios del centro y que sus políticas lo están transformando completamente, le trae sin cuidado, porque sí, el socialista habla el lenguaje de los empresarios, y no, no habla el de las personas como insinúa en dicha entrevista. Esta no es la única realidad que el orgulloso social-demócrata obvia, habiendo en el centro una predominancia de turistas y clase acomodada la inversión para los espacios afines a las necesidades de estes están aseguradas. Pero que pregunten en barrios límites con el centro o periféricos. En octubre del año pasado, la Red Vecinal de Interdistrito convocaba en las setas una  protesta para recordar a la administración municipal el abandono de estos barrios, donde la inversión no sólo en infraestructuras sino en proyectos sociales ha decaído notablemente.

Por supuesto a Juan Espadas le parecieron voces que no representaban a nadie, porque quizás para él es más importante la mayoría silenciosa que en verdad está pidiendo a gritos que venga el PAPA, o que por fin haya un itinerario Sevilla-Nueva York en el aeropuerto. Mirándolo por el lado bueno, quizás a les sevillanes jóvenes nos salgan mejores oportunidades en la gran manzana. Quizás nos podremos convertir en parte del imaginario inmigrante americano y crear nuestra Little Sevilla, visto que estamos desprovistas de oportunidades y espacios públicos para les jóvenes en los barrios. O quizás la Little Sevilla ya existe en Sevilla, forzadas a la precarización, la masificación y capitalización de los espacios comunes, el ahogo de nuestras tradiciones más sociales y parte de nuestra identidad maltratada en una carta de 100 montaDitos.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s